El poder de la naturaleza

Es indiscutible que la naturaleza forma parte importante de nuestra vida. Como especie, nacimos en pleno contacto con ella. Por lo cual, no causa extrañeza los beneficios que la misma nos apareja, solo por el hecho de estar ante su presencia. 

Apersonarse a ella es desnudarse a la paz que brinda; Es respirar su efecto endorfínico, o simplemente, conectar nuestros pies con su tierra o arena conductora de seguridad y pertenencia.  

Es abrirse a lo conocido, pero egoístamente olvidado por muchos. Es brindarnos un descanso al bullicio sin sentido de la ciudad.  

En Japón, existe una palabra que refiere al hecho de adentrarse en la naturaleza, y estar presente totalmente en el aquí y ahora: “Shinrin Yoku”, que significa absorber la atmósfera del bosque. 

Estudios de Chiba University (Chiba, Japòn), han demostrado científicamente que el contacto del hombre con la naturaleza, es muy beneficioso para la salud. Por ejemplo, se ha demostrado que baja los niveles de la hormona cortisol (Causante del estrés) en un 12.4%, y 1.5% la presión arterial. No es extraño por ello, que 2,5 millones de japones cada año realicen “baños de naturaleza”. 

Así también, estudios de la universidad North Florida (EEUU), comprobaron que el contacto de las personas con la naturaleza aumenta la productividad de aquellas, genera sensación de bienestar, y fortalece el sistema inmune.

No obstante, la realidad muestra que muchas personas han olvidado la importancia del relacionamiento directo con la naturaleza. A veces, debido a una inadecuada administración de los tiempos o prioridades, otras veces, debido al desinterés mismo por contactar con ella, sobre todo en un mundo cada vez más virtual o tecnológico. 

El año pasado, cuando llegó el momento de tomar la decisión de mudarme a un nuevo hogar, uno de los factores más importantes que tuve en cuenta a la hora de elegir piso para vivir fue precisamente que este se encontrara a pocos metros de la naturaleza. Y puedo asegurarles, que fue una muy acertada decisión.  

Particularmente, disfruto de una buena caminata por la arena, o una agradable lectura en el pasto, escuchando el ruido de las olas, o simplemente, observo lo maravilloso de la vida. En otras ocasiones, disfruto de placenteras charlas con seres queridos, compartiendo partes de nuestras vidas, en un entorno agradable. Y puedo asegurarles, que es muy sanador.

El minimalismo, es un medio para un fin. Es decir, no se agota en sí mismo, sino que es una herramienta muy importante para transitar por la vida, en busca de nuestros objetivos.  

En lo personal, creo que la salud y los estados de ánimos positivos conforman la base fundamental a los efectos de vivir una vida plena y saludable. Lo bueno de ello, es que sentirnos bien solo depende de cada uno. 

¿Cómo es su relación hoy por hoy con la naturaleza? ¿Cómo los afecta personalmente? 

Deseo se encuentren muy bien. Un gran abrazo. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .